Close

enero 7, 2020

La Chata Solidaria ahora cuenta con el apoyo de YPF

Como ustedes saben, La Chata Solidaria no posee una estructura grande, somos pocos y hacemos de todo, por lo cual todo el dinero que se recauda es para los viajes, y los gastos fijos que mes a mes afrontamos como ONG.

Cumplir con todos los objetivos que nos fijamos a comienzo de cada año, implica llevar mucha gente –en muchas camionetas– a lo largo de casi 5.000 kilómetros cada vez que viajamos, a lo que se suma la recolección de las donaciones, las charlas que damos en distintos colegios, empresas y particulares, entre otras cosas.

La gran novedad de 2019 es que para el viaje de diciembre, luego de diversas gestiones, YPF –nuestra petrolera de bandera–, se sumó a La Chata Solidaria aportando combustibles y lubricantes.

Ford e YPF son socios estratégicos desde hace tiempo, ya que Ford recomienda el uso de combustible Infinia Diesel y lubricantes Elaion, pero La Chata Solidaria no tenía socio en este punto… hasta ahora.

Contar con YPF nos soluciona varias cosas, algunas de las cuales son realmente fundamentales:

1. Tranquilidad: Saber que Ford recomienda YPF y que La Chata Solidaria puede usar los productos que podemos conseguir en la red, nos deja tranquilos. Los imprevistos están a la orden del día (la R70 se comió golpes terribles y dobló el cubrecarter), y si suceden hay que contar con los insumos que corresponden. Adentro de El Impenetrable no hay absolutamente nada, pero apenas salís a la ruta hay varias YPF en la ruta 16, dónde se consigue, entre otras cosas, el aceite recomendado. Además hay otro tema a tener en cuenta, cuando una automotriz recomienda una marca y tiene una alianza, es porque los productos fueron analizados a fondo y cumplen con lo esperado.

Por ejemplo, desde 2016 que usamos la R70 y hasta ahora siempre usó los productos recomendados. ¿Y saben qué? Ya está llegando a los 80.000 kms de un castigo terrible (días completos andando con más de 2.000 kilos en el barro, jornadas de 35 horas sin apagar el motor, temperaturas ambiente de 50 grados, motor haciendo fuerza de forma continua sin pausa, etc.; y no sólo no presenta ni una sola falla, sino que además no tiene ni un mínimo consumo de aceite.

Pero eso no es todo. Abajo de las chatas están los diferenciales, y tanto la caja de cambios como la reductora son castigadas sin piedad durante días. Gracias a los lubricantes que llevan, no presentan problemas de ningún tipo, ni el más mínimo ruidito, ni queja. No todo es el motor, la transmisión está al límite también.

Saber que contamos con los productos recomendados por Ford, nos da la tranquilidad para que cuando operemos en El Impenetrable, no sólo lo hagamos bien, sino que además podamos soñar con varios proyectos de los cuales ya se van a enterar.

2. SEGURIDAD: YPF nos dio –en tiempo récord– una tarjeta En Ruta que nos permite cargar sin efectivo, por lo cual no nos vemos obligados a llevar dinero encima con el consiguiente riesgo que ello implica.

La tarjeta En Ruta es una increíble solución para nosotros como para cualquier flota, ya que no sólo evita llevar el dinero físico, sino que además funciona siempre en todas las estaciones de servicio de la red. ¿Cómo? Simple… llegás, mostrás la tarjeta con el DNI y el Pin correspondiente, cargás combustible y firmas el ticket. Simple, rápido, eficaz… ¡y seguro!

3. LIBERTAD: Contar con la tarjeta En Ruta nos permite elegir rutas de acceso diferentes, porque la red de YPF es muy grande y en la ruta elijamos para llegar a El Impenetrable, siempre hay varias estaciones de servicio con Infinia Diésel disponible. En los cuatro puntos de entrada que utilizamos, hay una estación de servicio YPF.

4. DISPONIBILIDAD: Cuando vamos a entrar a El Impenetrable, llenamos a tope los tanques de las chatas pero, como adentro no hay nada, además llenamos varios bidones grandes por chata. Contar con la disponibilidad de YPF nos asegura que podamos cargar cientos y cientos de litros de una sola vez.

5. CALIDAD: Desde 2018, todas las chatas tienen por Ley, el DPF (filtro de partículas). La R70 es 2016 por lo cual es la única que no lo trae. El DPF necesita para su correcto funcionamiento –sí o sí– la utilización de gasoil Grado 3, es decir Infinia Diesel. Este combustible cumple con las normas más altas de calidad. De esta forma, cuando circulamos adentro de El Impenetrable lo hacemos a baja velocidad –nunca vamos fuerte– en condiciones extremas de calor, ninguna chata satura el DPF. Es increíble que en ningún viaje hayamos tenido problemas con esto considerando que circulamos entre 40 y 60 kms/h durante unos 1.000 kilómetros con más de 40 grados y polvo, o barro, de forma permanente.

Para La Chata Solidaria es un orgullo contar con el apoyo de YPF, ya que nos facilita la vida en varios aspectos, liberándonos para seguir haciendo más cosas. Así, podemos planear más para el futuro.

Porque la alianza con YPF es a largo plazo y de permanente colaboración, de ellos a nosotros y viceversa. Ya tendrán novedades al respecto.

La Chata Solidaria jamás piensa en el impacto a corto plazo, no hacemos las cosas para la foto. Lo que hacemos está pensado para sostenerse durante años, que tenga raíces sólidas y perdure en el tiempo.

Bienvenida YPF al mundo de La Chata Solidaria. Dónde la palabra “imposible” no figura en nuestro diccionario.

Y sobre todo GRACIAS por apoyarnos.